martes, 13 de junio de 2017

Lo que duele


Cuando sientas que un día son mil años y un segundo una eternidad, algo sucederá, después.
Despiertas sin tiempo, escuchas las adivinaciones, que te conducen al precioso entramado, de circunstancias nuevas.
Son significados tan profundos, que logran anular las torpezas del mundo.
Cuando un cruento animal me cuida desde lejos y es mi propia orfandad, la que construye puentes, alas y amuletos.
Yo soy el alma, me atravieso y ascendiendo indecorosa a tu verdad.

domingo, 11 de junio de 2017

Control


¿Porqué será así? Consigo una cosa trastabillo en otra, ordeno, cocino y lavo la loza afanosamente, cueck me da un hambre voraz, me lo como todo y se me seca la piel de las manos. Hago este collage digital y lloro por dentro porque se me escapa la objetividad para criticarlo. Mañana conoceré a dos artistas plásticos y estoy aquí, sonámbula con el envase de galletas consumido hasta la mitad, ¿Qué frenesí ufano, me envuelve a diario o me bota por completo a la cama para dormir como poseída?... es el Otoño - Invierno, quizás. Una cosa por otra, «costo de oportunidad» vamos que se puede, en un sinfín de altibajos, algo se fortalecerá.

viernes, 9 de junio de 2017

Anestesia para la carne

Si el mutismo fuese una materia de estudio, sería una excelente alumna y no me refiero precisamente al silencio como tal, sino a la agonía del espíritu por el cuerpo, lo inconexo que prevalece en mi, aquello que me mantiene dormida, inanimada, muda.

lunes, 29 de mayo de 2017

Rodrigo Verdugo Pizarro



CIENTOSETETENTAYCUATROAVO  ANUNCIO

Si despiertas esa oscuridad que duerme en tu sangre
Seré un extraviado de jade en la otra orilla
En orgias de luz negra chorros de cuarzo te levantan
Hasta que expones tu don,
Llevas la gota de aceite que reina sobre la noche.
Si tuviera la fuerza de unas manos de oro
Diluiría los astros sobre los que quieren encarnar
Un sádico oráculo y un azul despiadado
Hay de tu misterio al mío.
Ahora te llamo y me contestas
Como si hubiera una fiesta al fondo de un pozo.
Si despiertas esa oscuridad que duerme en tu sangre
El extraviado de jade arrastrara cordones de egregores
Sobre los que no quieren reencarnaran.
Flores secas ante sexos húmedos
A la sombra de un barco que muere en la tierra.
Las cadenas del invierno sobre la perpetuación
El hueso se hace transparente sin la memoria del muerto
Las puertas como reptiles entre la vida y la muerte
No tenemos como clavarnos en la tierra
Si tenemos como amarrar un espejo a la luz
Y tapados con cielos y mares
El paraíso apunta a las flores secas y a los sexos húmedos.
Tengo una sola raíz para este cielo roto en mi alma
El agua lee las perpetuaciones
Arrastro cordones de egregores desde la otra orilla
Hasta los tapires que llevan colgados astros diluidos hacia el arca áurica.
Ahora te llamo y me contestas
Como si hubiera un lamento de lámparas al fondo del milagro.
Salva la raíz lo que no soñamos
Si tuviera la fuerza de unas manos de oro
Te sacaría de esa fiesta que hay al fondo de un pozo
Y en orgias de luz negra caería sobre el primer cuerpo
Junto monedas de arena
Alianzas de azufre y arena encima de un sádico oráculo
Encierro a un muerto dentro de la música
Esta música separa las aguas
Un espejo nace de tu misterio al mío
Y con un cuchillo de fiebre
Trazo en el espejo
La dirección que debe tomar ese atardecer
Que brota de tus caderas.
Si despiertas esa oscuridad que duerme en tu sangre
Se iluminará el vino, nuestras lágrimas lavarán a los pájaros
Ahora te llamo y me contestas
Como si hubiera una genuflexión de tapires en un iglú
Desde el fondo del milagro el hueso transparente sale
Y sobre el extraviado de jade caen las cadenas del invierno.





domingo, 21 de mayo de 2017

Tu mala memoria...

Han sido cuatro, no dos.
La primera cuando iniciamos el vuelo con el almuerzo fallido, de pez con espinas y atolondramiento masivo de mis sentidos, un poco mareada por el pisco sour, la emoción a flor de piel, tu efectiva provocación...déjate de niñerias, comportate como una mujer... yo que sepa, nunca he dejado de serlo.
Segunda, frío como el agua del río... mis altas expectativas, el vino, reminiscencias varias, llanto, salgo enfadada, trasquilada.
Tres, la mejor. Dudo voy o no voy. Camino desde José Miguel Claro con Cano y Aponte hasta tu departamento, siento, pienso y repienso, sensación: «Perdida en el espacio». En un dos por tres... conclusión, esto no es lo que parece. (con respecto a mi sentir)
Cuarta. Experimentación, muy lúcida, de mi accionar. Unidireccionalidad. Qué más da!!!

jueves, 4 de mayo de 2017

Es así



Para ser concreta, no hay vida llevadera cuando pierdes la motivación a medio camino, mantenerse y avanzar, ¡repitelo conmigo! Crear espacios llevaderos, placenteros, diálogo interno a full, sin desvarios.
Un poquito de humor, por favor... snif
Resistire

lunes, 1 de mayo de 2017

Soy más


Hay tantas cosas
que creo no soportar
pero luego estoy ahí, vivenciando doblemente lo temido
sorprendida, risueña,
con entereza o desparpajo,
ante la lucidez ancestral.

Claviculas adoloridas,
cuello tenso,
espalda contracturada,
ese palpito egoísta,
irradiando
días con tu ausencia,
con ese amor que pesa y cuestiona
Que atiende
noctambulas voces desenfrenadas
de tus bosques horizontales

Cuando creo entregarme al sosiego
Sin comprender
que soy más.